Los sospechosos del atentado de Moscú se encuentran en prisión preventiva

Los sospechosos del atentado de Moscú se encuentran en prisión preventiva

El domingo, un tribunal de Moscú puso en prisión preventiva a cuatro hombres sospechosos de haber llevado a cabo un ataque a una sala de conciertos en las afueras de la capital rusa hace dos meses en el que murieron 137 personas.

Los cuatro están acusados ​​de «terrorismo» y se enfrentan a cadena perpetua, dijo en un comunicado el tribunal de Basmanny en Moscú.

Su prisión preventiva, prevista para el 22 de mayo, podría prorrogarse en espera de su juicio, cuya fecha aún no se ha fijado. En total, las autoridades rusas dijeron que 11 personas fueron arrestadas, incluidas cuatro sospechosas de haber llevado a cabo el ataque.

Al tribunal se le mostraron imágenes que mostraban a los tres sospechosos esposados ​​y esposados ​​dentro de la sala del tribunal y luego sentados en una jaula de vidrio designada para los acusados. El cuarto llegó en silla de ruedas.

Según el tribunal, dos acusados ​​se declararon culpables. Uno de ellos, de Tayikistán, «admitió plenamente su culpabilidad».

Las autoridades habían dicho previamente que los sospechosos eran «ciudadanos extranjeros», sin especificar sus nacionalidades. Tayikistán es una ex república soviética de mayoría musulmana en Asia Central.

La agencia de noticias rusa RIA Novosti informó que uno de los sospechosos era un ex empleado de una peluquería en la ciudad de Ivanovo, al noreste de la capital. El otro tiene un bebé de ocho meses y trabajaba en una fábrica de suelos de madera en Podolsk, región de Moscú.

El domingo, Rusia celebró un día nacional de luto tras la masacre que mató a 137 personas, el ataque más mortífero del país en casi dos décadas y el peor ataque de ISIS en Europa.

READ  Decenas de personas mueren en un tiroteo dentro de un salón de fiestas cerca de Moscú y las autoridades inician una investigación sobre un "acto terrorista"

Pero en lugar de la participación de Ucrania, los funcionarios no mencionaron la responsabilidad de la organización.

El domingo por la tarde, los servicios sanitarios anunciaron un nuevo recuento de 182 heridos, 101 de los cuales siguen en el hospital.

La búsqueda de víctimas continúa entre los escombros del edificio, que incluye una sala de conciertos, aunque los investigadores cifraron el sábado el número de muertos en 133, entre ellos 137 personas, entre ellas tres niños.

El presidente Vladimir Putin no hizo ninguna nueva declaración después de hablar el domingo, pero encendió una vela en una pequeña capilla en su residencia cerca de Moscú, dijo un portavoz de las agencias de noticias rusas.

Mientras tanto, los investigadores encontraron alrededor de 500 cartuchos de munición y dos rifles Kalashnikov, que, según dijeron, pertenecían a los atacantes.

El equipo de investigación publicó un vídeo que muestra a los cuatro sospechosos arrestados ese mismo día siendo escoltados a la sede del grupo por miembros enmascarados vestidos con uniforme militar. Les vendaron los ojos y los obligaron a caminar encorvados y con las manos atadas a la espalda.

El tribunal de Basmanny en Moscú emitió un vídeo que mostraba a agentes de policía conduciendo a un sospechoso esposado a la sala del tribunal, junto con imágenes del hombre sentado en una jaula de cristal designada para el criminal.

Uno de los sospechosos llevaba un vendaje sobre la oreja, que se mostró previamente en videoclips que mostraban a los investigadores arrestando a los sospechosos, tres de los cuales aparecieron con rastros de sangre en la cara.

No se reveló la suerte de los otros siete detenidos el sábado ni se determinó su papel en el ataque.

READ  Biden endurece su tono hacia Israel tras la guerra en Gaza

El equipo de investigación no mencionó la adopción por parte de ISIS ese mismo día. Tampoco mencionó a Ucrania el domingo, después de que Putin y funcionarios de inteligencia insinuaran un vínculo con el ataque.

ISIS, contra el que Rusia lucha en Siria y está activo en el Cáucaso, ha llevado a cabo ataques en territorio ruso desde finales de 2010, pero no se ha atribuido ningún ataque de esta magnitud en el país.

Adrian Watson, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, dijo el domingo que «ISIS es el único responsable de este ataque. Ucrania no estuvo involucrada».

El Ministro de Hacienda británico, Jeremy Hunt, también puso en duda el relato de Putin, diciendo que tenía «poca fe» en lo que decía el gobierno ruso.

El domingo, el Ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, insistió en que el presidente ruso padece una «mentira patológica».

Dijo que Putin «está actualmente tratando de vincular a Ucrania o a Occidente con la masacre en Moscú, sin ninguna evidencia (…) Su objetivo es incitar a los rusos a morir en una guerra criminal y absurda contra Ucrania».

Días antes del ataque, el presidente ruso calificó de «provocadoras» las advertencias estadounidenses sobre un ataque que se estaba preparando en Rusia.

(AFP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *