Después de las protestas pro palestinas… Biden «apoya la libertad de expresión» en las universidades

Primer testimonio sobre un exeditor que «borró» historias negativas en la investigación de Trump

Un exeditor de un periódico estadounidense testificó el martes en un proceso penal acusando al expresidente estadounidense Donald Trump de pagarle para encubrir un escándalo y explicó cómo «destruye» las noticias negativas sobre el magnate inmobiliario. Lo informó la «Agence France-Presse».

Trump, de 77 años, está acusado de falsificar registros comerciales para encubrir el dinero que le pagó a la estrella porno Stormy Daniels para que guardara silencio sobre una relación sexual de 2006 que podría perjudicar sus posibilidades de ganar las elecciones presidenciales de 2016.

Se espera que Daniels esté entre los testigos de la fiscalía, así como su ex asistente personal Michael Cohen, quien organizó el pago de 130.000 dólares a la actriz.

David Becker (72 años), exeditor del National Investigation Newspaper, es el primer testigo llamado por la fiscalía a declarar en menos de siete meses de la renovada batalla electoral entre Trump y el presidente estadounidense Joe Biden. Segunda entrega.

Baker subió al estrado de los testigos después de una audiencia que duró unos 90 minutos, en la que le pidió al juez Juan Merson que considerara si la conducta de Trump violaba una orden que prohibía la divulgación de personas relacionadas con su investigación.

Trump está sujeto a la orden ejecutiva de Mercen, que le prohíbe agredir en público a familiares de testigos, abogados y empleados judiciales.

Tras escuchar los argumentos de la fiscalía al respecto, Merson no anunció de inmediato ninguna decisión. Baker dijo que conoce a Trump desde 1989, lo describe como un amigo y lo llama por su nombre de pila (Donald). Señaló que a los lectores del National Enquirer les gusta Trump, quien fue una estrella del reality show «The Apprentice» antes de ingresar a la política en 2015.

READ  El boicot empuja a McDonald's a reducir los precios de sus comidas - Al-Bina Journal

Los lectores son «seguidores religiosos» de Trump, dijo Baker, y una encuesta de un periódico mostró que «80 por ciento» de los lectores votaría por Trump para presidente. Y añadió: «Le he transmitido esta información al señor Trump».

«Ayuda de campaña»

En una reunión en la Torre Trump en agosto de 2015 a la que asistieron el multimillonario republicano Cohen y la asistente personal de Trump, Hope Hicks, Becker dijo que había aceptado ayudar en la campaña presidencial de 2016 de su amigo.

«Me preguntaron qué podía hacer yo y qué podían hacer mis periódicos para ayudar en la campaña», dijo.

Y añadió: «Dije que lo que haría es publicar historias positivas sobre el señor Trump e historias negativas sobre sus oponentes». Dijo que se comunicó con Cohen para advertirle sobre la historia negativa. Y añadió: «Cuando le contaba a Michael Cohen una historia negativa, la examinaba detenidamente para ver si era verdadera o falsa».

Baker no estuvo personalmente involucrado en los pagos a Daniels, pero al citarlo a testificar, los fiscales buscan demostrar que Trump y Cohen usaban comúnmente la práctica de «escanear» cuentas.

Trump criticó al juez

Antes de que Baker testificara, los fiscales acusaron a Trump de violar repetidamente una orden que prohibía revelar a las personas involucradas en la investigación.

El fiscal Chris Conroy dijo al juez Juan Merson que la crítica «deliberada» de Trump a los testigos era una «clara violación» de una orden que prohibía revelaciones relacionadas con la investigación, e instó al magnate inmobiliario a recibir una multa de 1.000 dólares por cada violación.

«Él (Trump) es consciente de la orden (del poder judicial), sabe lo que no se le permite hacer y lo está haciendo de todos modos… Su violación de la orden (del poder judicial) es intencional, lo está haciendo intencionalmente», dijo Conroy. .

READ  Un oficial de la Guardia Revolucionaria murió en una redada en Damasco

Y añadió: «No pedimos que se le imponga una pena de cárcel», pero señaló que «el tribunal debería recordarle que la cárcel es una opción si es necesario». Pero encarcelar a Trump podría poner al Servicio Secreto, responsable de proteger a los presidentes actuales y anteriores, en un verdadero dilema.

Una vez finalizado el caso de la fiscalía, Trump cuestionó la imparcialidad del juez, afirmando que le estaba «quitando su derecho constitucional a la libertad de expresión».

En una publicación en su plataforma, «True Community», dijo: «Todos pueden hablar de mí y mentir, pero yo no puedo defenderme», y agregó: «Es un tribunal falso y el juez tiene que intervenir». en.» ¡Abajo!»

Trump ha criticado repetidamente a Cohen y Daniels a través de «Truth Social», diciendo que «son los corruptores más preciados de nuestro país con mentiras y calumnias». Continúa denunciando una «campaña de acoso» de la que se dice víctima, destinada a impedirle continuar su campaña electoral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *