REGIONAL; PDI entrega recomendaciones para evitar muertes por sumersión en esta época estival



La Brigada de Homicidios (BH) de la PDI de Talca, entrega algunas recomendaciones y factores de riesgo a tener en cuenta para evitar este tipo de muertes accidentales en esta época estival.

Si bien actualmente estamos en pandemia COVID19, y en algunas comunas de nuestra Región del Maule se encuentran en Fase Uno y Dos, queremos entregar algunas recomendaciones para aquellas personas que tengan la posibilidad de acercase a recintos con agua o piscinas, tengan presentes algunas consideraciones.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la muerte por sumersión como el proceso de sufrir dificultades respiratorias en un líquido que produce ahogamiento. Según la OMS existen distintas mediciones, las que varían según el país. Por ejemplo, algunos países excluyen los casos de ahogamiento debido a inundaciones (cataclismos) o accidentes en naves de recreo o de transporte acuático.

La consecuencia más importante de la sumersión prolongada bajo el agua, sin respiración, es la hipoxemia. Este es el factor crítico para determinar la evolución de la víctima.

En el proceso de recuperación normal de una persona semiahogada, la hipoxia es irreversible. Por tanto, el factor determinante del pronóstico neurológico es la rapidez con que se instaura la reanimación cardiopulmonar y se recupera la respiración espontánea y la contracción cardíaca. En consecuencia, un tratamiento de reanimación debe iniciarse siempre, en el mismo lugar del accidente.

Generalmente se desconocen antecedentes del accidente por inmersión, debido a que los rescatistas no saben cuánto tiempo lleva la víctima sumergida.

Lo más importante es extraer a la víctima del lugar del ahogamiento e iniciar prontamente las medidas de reanimación. El tratamiento de reanimación debe iniciarse en el lugar del accidente. Nunca intentar rescatar a alguien que está más allá de sus posibilidades físicas, la idea es evitar que existan más víctimas.