CURICÓ; Obras de conservación del Jardín Infantil “Marcela” entran en su recta final



Resta menos del 10% del total de las obras, para que la nueva y moderna infraestructura sea entregada oficialmente a las familias y comunidad educativa”

Más de un 90% de avance presentan las obras de conservación del Jardín Infantil «Marcela«, en la comuna de Curicó, cuyas renovadas instalaciones fueron visitadas por el director regional de la JUNJI Maule, Adolfo Martínez.

En terreno, la máxima autoridad regional de la institución observó y supervisó los avances estructurales del proyecto, cuyo término de obras se proyectan para el próximo 7 de septiembre. En esta recta final, el director regional expresó su agradecimiento a la empresa constructora, quienes ejecutaron los trabajos en tiempo récord y, “por supuesto, también quiero agradecer a las familias y a las funcionarias/os, que han esperado con muchas ansias este importante espacio educativo que esperamos entregar muy pronto”, agregó.

Este proyecto de conservación que comenzó en el año 2019, consideró el acondicionamiento y ampliación de 95 metros cuadrados de sus superficies originales, el cambio completo de la cubierta, la ejecución de muros perimetrales, el cambio de conectores eléctricos, la modificación de los tabiques interiores, mobiliario y red húmeda; cambios de pisos, pinturas y luminarias, entre otros.

En relación con estas mejoras estructurales, el Inspector Técnico de Obra (ITO), Tomás Ríos, puntualizó que, una vez alcanzado el 100% del proyecto, esta unidad educativa cumplirá con todas las exigencias normativas para postular al Reconocimiento Oficial. “Quedan alrededor de 20 días de trabajos y estamos en etapa de terminaciones. Solo nos restan algunas instalaciones de estructuras metálicas y los artefactos sanitarios”, adelantó el arquitecto.

La inversión cercana a los $200 millones, permitirá que este histórico jardín infantil ubicado en la población José Olano Arismendi de Curicó, cuente con todas las exigencias de infraestructura y así poder optar al reconocimiento oficial del Estado. Esto entregará mejores espacios para el aprendizaje de los niños, niñas y funcionarias.