REGIONAL; A través del celular, la educación Parvularia de JUNJI ahora es para todos



Desde mayo, la JUNJI utiliza la aplicación “Mi Jardín” para conectar a jardines infantiles y familias usuarias. En las últimas semanas, esta exitosa herramienta tecnológica se extendió para todos, sin importar si son o no usuarios de sus unidades educativas.

Como institución iniciamos un plan piloto para instalar una App móvil que comunicara a las familias con los equipos educativos de nuestros jardines infantiles. Eso fue en septiembre y nunca pensamos que el escenario mundial y de país cambiaría tanto en tan pocos meses. Sin embargo, en medio del complejo panorama actual, esta aplicación se ha convertido en una de nuestras mejores herramientas para dar continuidad al proceso educativo.

Por medio de una interfaz sencilla, la App “Mi Jardín” de JUNJI permite que los equipos educativos propongan actividades para que las familias puedan realizar en casa, compartiendo archivos (foto o texto) de las experiencias. Así, hay una retroalimentación, además de recibir información relevante del jardín infantil al cual pertenecen, como fechas de entregas de canastas de alimentación o kit pedagógicos.

Actualmente en el Maule, la experiencia ha sido un éxito: 102 de nuestras unidades educativas están conectadas con las más de 3.500 familias que han accedido a la aplicación. Hasta mediados de junio, se han enviado más de 1.500 actividades y hemos recibido 3.700 respuestas de apoderados que nos retroalimentan con sus comentarios y sugerencias para que, en conjunto, relevemos la importancia de la educación inicial.

El alto interés generado, motivó a que la JUNJI creara nuevas funcionalidades para que todas las familias puedan utilizarla, independiente de tener o no a un hijo/a en uno de nuestros jardines. Por eso, desde este mes disponemos también de una Biblioteca Virtual donde usuarios podrán acceder, disfrutar actividades y contenido pedagógico.

La pandemia que hoy nos afecta nos llevó a distanciarnos, pero no podemos detener los procesos de aprendizaje de los niños y niñas. Con esta tecnología, nos acercamos a todos y podemos mantener comunicación directa con familias de zonas urbanas y de localidades con alta dispersión geográfica, fortaleciendo vínculos humanos y compartiendo nuestra experiencia en educación parvularia, sin importar desde dónde se acceda. Nuestro objetivo es siempre innovar y, aunque por ahora sea a distancia, continuar siendo un apoyo y un referente de educación parvularia en cada rincón del país.