TALCA; Ambulancia de Bomberos Parral fue apiedrada



Mientras realizaban comisión de servicio en la ciudad de Talca desconocidos apedrean el vehículo de rescate de Bomberos

Repudiando el acto vandálico se encuentra el Cuerpo de Bomberos de Parral, quienes durante la tarde de este lunes dos de diciembre sufrieron el apedreo en Talca de la unidad S-2 que corresponde a una ambulancia del puesto médico de la institución. El vehículo de emergencia se encontraba en la capital regional realizando un traslado de un paciente familiar de un bombero, cuando cinco desconocidos apedrearon el móvil de emergencia, rompiendo el parabrisas a la altura del conductor.

Al respecto el director de la Primera Compañía de Bomberos Cristian Rabilar, quien realizaba las labores de conductor, señala que “pasando por el paso des nivel de la 11 Oriente nos apedrean la ambulancia en la cual nosotros retornábamos hacia Parral”, agrega además que “afortunadamente no hay daños a la Bomberos, solo los materiales en la unidad”.

En tanto el Superintendente Jeremías Retamal repudió el acto e indicó que se seguirán las acciones legales con la finalidad de perseguir a los responsables del ataque, sin embargo, es poco optimista puesto que “no es mucho lo que se va a sacar puesto que no sabemos quién lo apedreo” agrega además el jefe administrativo de Bomberos que “cosas que son verdaderamente repudiables, más aún a un carro de bomberos que esta siempre prestos a ayudar a la comunidad”.

La unidad S-2 del Cuerpo de Bomberos de Parral es una unidad que está equipada como puesto medico en caso de una emergencia y auxilia en primer lugar a los voluntarios en caso de requerir apoyo médico, pero a su vez cuenta con equipo de rescate vehicular y es la primera unidad en responder en emergencias de rescate en el barrio Buenos Aires de Parral.

Por lo mismo es que el comandante Tirso Medel es categórico en señalar que “las acciones legales ya se hicieron, dejando la constancia en Carabineros en Talca y lamentablemente esta unidad va a quedar fuera de servicio mientras se hace la reparación de la unidad” señala además que el costo de reparación de la unidad S-2 “vamos a tener que agotar los medios y sacar fondos que no estaban previstos para este tipo de eventos”.

Lo que más repudia la institución es lo vandálico y anónimo del atentado, ya que el lumpen actuó amparado en el anonimato y escondido por sobre el paso desnivel, situación que pudo haber sido más grave si la piedra hubiese roto el cristal ya que el conductor se hubiese visto afectado provocando un accidente de mayor envergadura.