LINARES; Este Viernes llegan restos de Linarense Richard Ibáñez, hijo Hugo “Pini” Ibáñez



A la edad de 51 años falleció en una playa de California, Estados Unidos, Richard Fabián Ibáñez Campos, un linarense que, a la edad de 19 años, con el apoyo de sus padres, el conocido matrimonio de Linares, integrado por Eugenia Campos y Hugo “Pini” Ibáñez, se fue a radicar al país del norte en la búsqueda de mejores horizontes para su vida, ya que estudió y logró crear una empresa de extracción de residuos, en la cual se encontraba trabajando. Tanto sus progenitores como sus hermanas que viven en nuestra ciudad, Carolina y Marlene, además de sus amigos, están conmovidos con la noticia de su fallecimiento, el que está siendo investigado.

Su muerte ocurrió el 25 de septiembre pasado, cuando fue encontrado sin vida de un tiro en la cabeza en el interior de su camioneta en una playa californiana, cuyo hecho se encuentra en etapa de investigación por parte de la policía norteamericana, para determinar las reales causas que provocaron su trágica partida.

Su cuerpo fue cremado y recién la ánfora con sus cenizas llegará a Linares al hogar de sus padres, en calle Freire, el día 26 de octubre, donde sus amigos y familiares lo recordarán por todos esos momentos gratos que les brindó siempre cuando compartían, ya que se trataba de una persona muy trabajadora, simpática, alegre y carismática.

En Estados Unidos vivió en San Francisco California, donde se casó con Jennifer, con la cual tuvo sus dos primeros hijos Sunny y Tristán, hoy de 27 y 25 años, quienes le dieron los tres primeros nietos Emiliano, Tristán y Joel, los que alegraban el hogar de sus abuelitos en Linares. Posteriormente tuvo una tercera hija, Sophia, que a la fecha recién tiene 13 años.

En Estados Unidos logró convertirse en americano, por lo que tenía doble nacionalidad. Una de sus pasiones fueron las motos, especialmente la marca Harley Davinson, a la que amaba al igual que a su Club The Hells Angels, por el cual competía. En el ambiente que se desenvolvía, era conocido como una persona de un corazón inmenso, generoso, solidario, muy caballeroso, el cual siempre andaba con una sonrisa a flor de labios.

Su padre Hugo “Pini” Ibáñez, está invitando a sus amigos para que el día 26 vayan a su hogar, donde el extinto estará acompañado por sus hijos, para rendirle un homenaje póstumo, ya que muchos linarenses lo conocieron. El día sábado 27 de octubre, a las 16 horas, se oficiará una misa en su recuerdo en la Iglesia Catedral de Linares, para posteriormente trasladar la ánfora con sus cenizas, hasta el campo de su padre en San Antonio de Encina, donde se le construye una gruta la que será su última morada en la cual descansarán sus restos para siempre. (Walter Pérez León).

  • FUENTE y FOTO; Diario El Heraldo (Medio Asociado)

Maule Al Día! Te Informamos de Verdad