LINARES; Instalan Primera Bomba de Insulina en Hospital Base



Enmarcado en la Ley Ricarte Soto, usuaria del centro asistencial es la primera de la región en recibir el beneficio que cambiará su calidad de vida

La Ley Ricarte Soto asegura que pacientes con enfermedades de alto costo puedan contar con diagnósticos, tratamientos y dispositivos médicos. En este contexto, el equipo del programa de diabetes del Hospital de Linares, realizó la primera instalación de una bomba de insulina, procedimiento pionero en la región, que beneficio a una paciente de la provincia de Linares.

El procedimiento trata de la incorporación de un sistema de administración continua de insulina, lo que permite que los pacientes diabéticos no sufran desmayos ni complicaciones y lleven una vida normal respecto de las constantes inyecciones que a diario deben colocarse.

La bomba que administra la insulina al paciente, además envía de manera remota los datos e índice de éste a un control al hospital, con lo cual se lleva un monitoreo constante de la condición del paciente respecto de su enfermedad.

El Dr. Igor Dlujnewky, Médico Internista, Encargado del Programa de Diabetes del Hospital de Linares explicó que “es un gran avance para la región donde no existía este tipo de mecanismo, estamos dando un paso importante para los pacientes con este tipo de diabetes que al recibir este equipo, a través de un procedimiento muy sencillo puede hacer sus actividades normales, ejercicios, todo con el aparto en su cintura, con autoadministración para el usuario”.

Además el Médico endocrinólogo Cristóbal Campos, indicó que “a pesar de las excelentes insulinas en lápices inyectables que tenemos hoy, los pacientes no están en una condición adecuada haciendo todo perfecto, son pacientes complejos que llegan al servicio de urgencia, que son hospitalizados y con esta bomba pueden llevar su enfermedad de una forma mucho mejor, su calidad de vida cambia considerablemente. Mediante la Ley Ricarte Soto, los pacientes obtienen este instrumento que es de alto costo, de alrededor de 5 millones de pesos, por lo que es y va a ser un alivio para las familias”, destacó el facultativo.

Nolasco Pérez Director del principal centro asistencial del Maule Sur, manifestó que “es importante destacar la enorme labor que ha realizado el equipo multidisciplinario de diabetes, con químicos farmacéuticos, nutricionistas, técnicos, enfermeras y médicos, que han hecho un trabajo muy riguroso que pide la ley Ricarte Soto, primero para postular al ministerio de salud y luego para obtener el financiamiento y equipamiento. Estamos contentos por ser los primeros en la región en entregar este beneficio a una usuaria, porque es un avance clínico de gran envergadura, que esperamos siga aumentado para cambiar la vida a muchos pacientes” subrayó.      

Finalmente, Luisa Soto, paciente usuaria del programa de diabetes del Hospital de Linares, se mostró agradecida de la oportunidad, “yo estudio en Chillán y la función que tiene la bomba de suspenderse cuando uno hace una hipoglicemia, me permite dormir tranquilamente y que mi mamá acá en Linares no se preocupe de lo que me está pasando, esa es como la mayor ventaja que tiene para mí, de tener esa seguridad de que no me voy a ir en el sueño con una hipoglicemia…con entrenamiento y capacitación la bomba es fácil de utilizar, postulamos en diciembre con la pruebas y ahora en marzo me la instalaron, esto me permite que la inyecciones diarias no sean chocantes también para las personas que están a mi alrededor, ver que me clavo una aguja en el estómago, acá ingreso los datos y la bomba hace el trabajo sola”.

Cabe señalar que son cerca de 70 los pacientes del hospital de Linares que padecen diabetes tipo 1 y que pueden ser postulados a obtener la bomba de insulina, lo que plantea un futuro esperanzador para las familias y el centro asistencial, para cambiar y mejorar su calidad de vida.

Detalles del sistema, uso y aplicación en el siguiente Vídeo, el cual está AUTORIZADA SU DIFUSIÓN POR LA PACIENTE.