NACIONAL; Firma quincenal y arraigo nacional para padre cuyo hijo se sofocó tras dejarlo en su auto



Firma quincenal y arraigo nacional fueron las medidas cautelares dictadas por la justicia tras la formalización del padre que olvidó a su hijo de 2 años al interior de su automóvil, provocando que este falleciera por sofocación debido a las altas temperaturas.

Así, Víctor Fuentes Norambuena, de 30 años, fue formalizado en la Fiscalía Oriente bajo los cargos de cuasi delito de homicidio, lo que puede acarrear una pena máxima de 3 años de presidio.

En la instancia, la abogada defensora del inculpado, Jacqueline Stubing, aludió a que se comprenda el dolor por el que atraviesa la familia, la cual tiene otros dos niños, uno de 15 años y otro de 5 meses. La jurista aseguró que Fuentes no olvidó a su hijo, sino que estaba siguiendo su rutina de trabajo.

Según explicó la jurista, el hombre tenía por costumbre llevarse a su hijo. Si este permanecía despierto, lo dejaba en el jardín infantil camino a su trabajo. Si este aún dormía, procedía a marcar su llegada al recinto educacional y posteriormente regresaba por él. Sin embargo, Stubing asegura que este jueves, el padre creyó firmemente que había dejado a su hijo en el jardín.

Obviamente el padre quería que su hijo estuviera bien. Esto tiene que hacer que como sociedad nos preguntemos qué tan importante puede llegar a ser el trabajo para nosotros”, añadió.

“Son una familia evangélica. Obviamente el padre quería que su hijo estuviera bien. Esto tiene que hacer que como sociedad nos preguntemos qué tan importante puede llegar a ser el trabajo para nosotros”, indicó.

Por su parte el fiscal adjunto de la Fiscalía Centro Oriente, César Moya Victoriano, indicó que durante la formalización sólo se comunica al inculpado por qué se les está investigando, instaurándose un plazo inicial de 180 días, los cuales podrían ser extendidos de ser necesario.

Moyano confirmó que, por las pericias realizadas por la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI, el menor murió entre las 14 y 16 horas, lo que coincide con el periodo en que quedó solo al interior del vehículo.

El fiscal aseguró que se trata de “una tragedia lamentable que nadie quería que ocurriera”, y que el padre no tiene antecedentes penales.

  • Temperaturas de hasta 60ºC

Según los peritajes de la policía, el hombre, funcionario administrativo del Colegio San Agustín de Ñuñoa, habría llegado al lugar olvidando que su hijo iba en el asiento posterior, quien quedó con un cinturón en la silla de seguridad, imposibilitado de reaccionar ante el aumento de la temperatura.

Sólo cuando regresó a su vehículo a eso de las 16 horas, abrió la puerta y se percartó que su hijo estaba en la parte posterior, con claros indicios de asfixia por sofocación.

Efectivos de la Policía de Investigaciones (PDI) realizaron los peritajes en el lugar, corroborando que hubo un lapso de 8 horas en que el niño estuvo encerrado en el vehículo, sin ninguna clase de ventilación y sufriendo con temperaturas que en el exterior eran de 31 grados celsius, pero en el interior pudieron llegar a los 60º.

En tanto el colegio San Agustín suspendió todas sus actividades hasta la próxima semana.

FUENTE & FOTO; Gentileza Radio Bio Bio